• 436-0525
  • Lunes 10:00 a 20:00 - Sábado 10:00 a 13:00
  • dermabelle_med@yahoo.com

Notas

Conocer tu tipo de piel te puede ayudar a cuidar el rostro con los productos más adecuados para un cuidado correcto que te permita proteger la piel de las influencias ambientales y la luz UV y, por tanto, también del envejecimiento prematuro.

La contaminación atmosférica, una mala alimentación, el tabaquismo o las temperaturas ambientales extremas suelen ser enemigos íntimos de una piel radiante y fresca.

Piel normal

  •  La textura de tu piel es regular
  •  No tienes problemas de granitos, rojeces o imperfecciones
  •  Aparentemente suave, limpia y sana

Trucos para que tu piel luzca mejor:

  •  Sigue una rutina suave de cuidado facial aplicando un buen limpiador facial todos los días y un exfoliante dos veces en la semana.
  •  Usa una crema hidratante una vez al día que se absorba adecuadamente.
  •  Para limpiar este tipo de piel prefiera productos como jabones líquidos (glicerinados más suaves) y lociones suaves. Después aplique un tónico para calmar la piel y ayudar a contraer los poros.

Piel grasa

  •  La piel es grasa y brillante, especialmente en la zona T (frente, nariz y barbilla)
  •  Es propensa a poros abiertos, puntos negros, rojeces y granitos.
  •  De textura irregular y aparentemente sucia.
  •  Envejece con lentitud.

Trucos para equilibrar el nivel de grasa de tu piel:

  •  Mantenla lo más limpia posible usando un buen limpiador facial dos veces al día y un exfoliante dos o tres veces a la semana.
  •  Evita los jabones y productos que estimulen la aparición de grasa o que humedezcan la piel fácilmente.
  •  Para hidratar opte por hidratantes en forma de gel o crema con filtro solar y también por productos a base de vitamina A, C y E en extractos vegetales (Aloe Vera).

Pieles secas

  •  Piel tirante y rígida, especialmente después del afeitado o de ducharse.
  •  Propensa a pelarse y a escamarse.
  •  Piel aparentemente vieja y apagada.

Trucos para evitar que tu piel luzca seca:

  •  Usa un limpiador facial que no seque demasiado la piel.
  •  Usa un exfoliante solo una vez a la semana para eliminar las células y con masajes suaves.
  •  Usa una buena crema hidratante dos veces al día.
  •  Evita espumas de afeitar y jabones que sequen la piel.
  •  Usa un factor de protección de, al menos, 15 SPF cuando salgas a la calle.
  •  Bebe mucha cantidad de agua para prevenir la deshidratación especialmente si trabajas o estás mucho con aire acondicionado.

Piel sensible

Tu piel es sensible si sufres de:

  •  Reacción a la mayoría de productos de cuidado de la piel y de afeitado, irritándosete la piel con frecuencia.
  •  Tu piel tiende a enrojecerse o irritarse cuando tomas el sol o tienes mucho calor.
  •  Reacción a cierta comida o fragancias causándote sarpullidos o escozor.

Trucos para mejorar este tipo de piel:

  •  Evita todos los productos que contengan alcohol o productos químicos abrasivos.
  •  Evita el jabón y usa siempre productos diseñados para piel sensible.
  •  Protege tu piel siempre contra el sol aun estando en climas fríos.
  •  Prueba siempre los productos que te vayas a comprar en la parte posterior de tu muñeca antes de usarlos en la cara.

Pieles mixtas

Tu piel es mixta si:

  •  Una mezcla de dos o más de las mencionadas anteriormente.
  •  Las zonas con grasa se encuentran normalmente en el cuello, nariz y barbilla, la llamada zona T.
  •  Las zonas secas están a menudo en las mejillas y puede darse en el cuello.

Trucos para equilibrar las pieles mixtas:

  •  Ten cuidado de no usar productos demasiado abrasivos y que sequen demasiado tu piel ni tampoco demasiado grasos, ya que agravarán el problema.
  •  Prueba diferentes productos en diferentes zonas: sin aceites en las zonas grasas e hidratante en las zonas secas.
  •  Usa solo productos recomendados para pieles mixtas.